Shakira y Piqué se convierten en el centro de atención en Miami


Desde que Gerard Piqué se incorporó en Miami a la concentración de la selección española, varios paparazzi se plantan frente a la mansión de Shakira para conseguir una de las mejores instantáneas de la pareja y de su primer hijo, Milan.
Uno de los reporteros gráficos que hace guardia en la exclusiva isla de Miami Beach comentó a aVanguardia.com que es muy habitual ver a los paparazzi por aquí y aseguró “que es fácil” ver a Shakira cuando viene a Miami.

Y estos días, los fotógrafos de la zona están pendientes de una de las parejas de moda. El central azulgrana y su esposa han coincidido en la ciudad del Sol porque Gerard Piqué jugará este sábado un partido amistoso frente a la selección de Haití, un encuentro que servirá cómo preámbulo para la Copa Confederaciones en Brasil. Aunque Piqué está alojado en el hotel de concentración, el catalán aprovecha las horas libres para poder estar junto a su família.

La cantante colombiana, por su parte, se ve obligada a tomar medidas cada vez que llega a Florida. Su mansión da a la bahía, su jardín es perfectamente visible desde la carretera de acceso a la isla y la artista quiere mantener su privacidad y la de su familia por encima de todo.
Por eso, desde hace un tiempo, la artista coloca unas largas cortinas blancas para evitar que los paparazzi quedan fotografiar su día a día en su residencia de Miami Beach.

Pero esta medida de protección, sin quererlo, sirve como pista para que los paparazzi puedan saber si Shakira está o no en la casa, en función de si están puestas las cortinas del jardín. “Ella quiere mantener su privacidad, pero nosotros nos enteramos por ella que está aquí, porque pone las cortinas”, dice el
reportero, que quiere preservar su anonimato.



Las fotos de Shakira y Piqué ya no se venden tan bien. Este paparazzi lamenta que las fotografías de
la pareja y su recién nacido no se vendan también como antes, ya que en Barcelona han
sido captados en numerosas ocasiones. 


“Las mejores fotos ya han salido en España”, comenta el paparazzi a este diario al tiempo que señala que una fotografía de la familia Piqué Mebarak en Miami costaría alrededor de 2.000 Euros.
“Con Shakira ha sucedido algo muy curioso.
Ellos se han encargado de mostrar sus vidas privadas, al mostrar a su hijo y al exponerse ellos mismos como pareja. Eso ha disminuido muchísimo el valor de las fotografías o videos que pueda haber de ellos”, explicó la periodista del corazón afincada en Miami, Mónica Mendoza.


Los fotógrafos habituales que están en Miami Beach también están acostumbrados a captar a otros famosos wspañoles, como Alejandro Sanz, David Bisbal o Antonio Banderas. “Es una locura. Todos los paparazzi se
esconden para ver qué pasa”, comenta el reportero. Mientras tanto, estos días en que los hombres de Vicente del Bosque se preparan en Miami, muchos periodistas que no están especializados en deportes siguen a la Roja.

¿Por qué? Sencillamente porque en el combinado español se encuentra Gerard Piqué. “En todo evento   deportivo que haya alguien relacionado con alguna estrella del espectáculo va a haber mucho periodista que no tiene nada que ver. Yo no tengo mucha idea de lo deportivo, pero yo estoy aquí por Piqué”, sentencia la periodista colombiana Mónica Mendoza. Parece ser que el foco de atención de fotógrafos y curiosos de la zona es lo que más incómoda a la artista. Y por eso, Shakira decidió poner en alquiler esta mansión. Sin embargo, la intérprete del Waka-Waka lo está teniendo difícil ya que, según algunas fuentes, la colombiana pide alrededor de 45.000 dólares al mes (unos 34.000 Euros).